Dada la moda que está vigente de celebrar de la manera más original las diversas despedidas de soltero, eso ha hecho que las empresas organizadoras de este tipo de eventos se hayan visto en la necesidad de pensar e idear distintas alternativas para ofrecerles propuestas de una forma diferente a los grupos que quieran festejar aquellas.

En este sentido, unas de las fiestas de esta índole que más auge han experimentado en los últimos años son las capeas. Así, durante una jornada, los amigos y el futuro esposo tendrán la oportunidad de disfrutar en el campo de la naturaleza, de una rica gastronomía, de una gran fiesta y, por supuesto, de sentirse como auténticos toreros.

Y es que podrán ponerse delante de unas vaquillas y torearlas. Situación que a más de uno le supondrá encontrarse de bruces con el suelo cuando alguno de estos animales decida darle un revolcón.

En la actualidad ya existen diversas ciudades en nuestro país que cuentan con negocios que ofrecen una capea como alternativa para disfrutar enormemente de las despedidas de soltero poniendo a disposición el cortijo, la plaza de toros, las vaquillas y todo lo demás que se necesite.

capea despedida solteros

Lo que sí es muy importante es que todos aquellos que participen en la mencionada capea cumplan a rajatabla una serie de principios para, de este modo, conseguir que no suceda ningún percance y la fiesta transcurra con total tranquilidad. Entre aquellos destacan los siguientes:

El vestuario que lleven los miembros de la despedida es muy importante y es que se hace necesario que porten prendas ligeras y de corte deportivo. Con ellas conseguirán moverse con total agilidad delante de las vaquillas, estableciéndose también que lo mejor es que la vestimenta sea de colores suaves que no altere a estos animales.

• Si importante es la ropa, también lo es el calzado. En esta línea establecida es aconsejable que él sea lo más cómodo posible, recomendándose el uso de zapatillas u otros zapatos de corte deportivo que permitan correr.

• Hay que evitar el consumo de alcohol a la hora de ponerse delante de las vaquillas. El motivo es muy sencillo, el alcohol reduce tanto la habilidad como los reflejos por lo que será fácil que dichos animales den revolcones a quienes están ebrios.

• El cuidar a estas reses es vital. No es un consejo, es una obligación. Hay que divertirse pero sin hacer daño en ningún momento a aquellas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *