¿Se avecina la despedida de soltero de tu mejor amigo y estas más preocupado por lo molido que vas a estar el Domingo y el Lunes que por el evento? ¿Tienes tantas ganas de pasarlo bien y recordarlo como una jornada épica que piensas consumir alcohol de manera desmedida con todas sus consecuencias?

Si tu respuesta es afirmativa, quizá te vendría bien tener una estrategia o seguir una serie de pautas que te ayudaran a sobrellevar la resaca y el cansancio tras el tremendo jolgorio.

En primer lugar y como todos sabemos, tras una buena fiesta es necesario que tengamos un sueño lo más reparador posible. Y no vale solo con tirarnos en la cama y dormir hasta el año 2050, sino que hay que dormir bien y descansar. Por tanto una buena recomendación sería que nuestra habitación esté a la temperatura adecuada e incluso que la hayamos aromatizado con alguna vela (aunque no demasiado), dado que cuanto más consigamos relajar nuestro cuerpo, de mayor calidad será nuestro descanso.

En línea con el relax a la hora de ir a la cama, nos vendría muy bien darnos una buena ducha y refrescarnos, sobre todo si volvemos con el día avanzado y estamos en verano. Aunque claro, esto tras una buena fiesta, puede ser todo un reto para los que hayan tenido un idilio con el alcohol esa noche.

Pensando ya en el día siguiente uno de nuestros mejores aliados será el agua, dado que ayudará a nuestros riñones a filtrar todos los excesos, nos refrescará en buena medida y nos ayudará a recuperar nuestros 5 sentidos. Además, si sentimos ese martilleo en la cabeza y esa dilatación de las sienes sintiendo que de un momento a otro nos van a estallar, incluir un ibuprofeno con el desayuno nos ayudaría bastante a eliminar ésta sensación a lo largo del día, a reducir la sensación de náuseas y a recuperar el equilibrio.

Por último, ese día después, aunque tengamos un apetito desmedido y parezca que nada nos va a saciar, es ideal comer ligero, para tener una fácil digestión y no demandar mucho esfuerzo a nuestro cuerpo en la digestión. Cosas frescas, con bajo contenido en grasas y calorías nos vendrán estupendamente.

Con estos consejos y algo de filosofía, sobreviviremos a esa gran noche y nos sentiremos preparados para la siguiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *